Actualidad tributaria

Según la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021 se presentará "en tiempo y en forma", por lo que se espera que llegue al Congreso de los Diputados "a finales de septiembre o principios de octubre".

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha presentado el primer estudio de la segunda fase del Spending Review comprometido con la UE. En este estudio se han analizado 13 beneficios fiscales (exenciones, tipos reducidos, reducciones y deducciones), que suponen un coste recaudatorio de 35.000 millones de euros anuales.

En cuanto al IRPF, la AIReF considera que la reducción por aportaciones a sistemas de previsión social no consigue el objetivo de incentivar el ahorro a largo plazo y plantea su reformulación completa.

En la tributación conjunta, sí se consigue el objetivo de adecuar el impuesto a la composición de rentas del hogar, pero genera un desincentivo a la participación laboral de las mujeres, por lo que propone su paulatina desaparición y establecer un régimen transitorio para no perjudicar a aquellas familias que se pudiesen ver afectadas por esta situación.

Por último, la reducción por arrendamiento de viviendas ha aumentado de la oferta de alquiler declarado. Según el estudio realizado, los hogares de rentas bajas tienen mucha dificultad para acceder a la vivienda por lo que se debería reformular este incentivo para facilitar el acceso al alquiler a colectivos vulnerables, teniendo en cuenta que la situación es diferente en función de las áreas metropolitanas.

En relación a los tipos reducidos de IVA, el estudio de la AIReF concluye que sí facilitan el acceso a bienes y servicios de primera necesidad, sociales, culturales o estratégicos, pero no lo hacen de forma eficiente desde el punto de vista distributivo. Así, se propone su revisión paulatina teniendo en cuenta la evolución económica y protegiendo a los colectivos y sectores afectados. Para ello, considera que esta revisión debe ir acompañada de medidas de gasto dirigidas a los colectivos más vulnerables que garanticen un mejor acceso a dichos bienes, así como planes focalizados para la promoción y mejora de la calidad de los sectores estratégicos que se pretenden favorecer mediante el beneficio fiscal.

En cuanto a los tipos reducidos de las SICAVs, la AIReF constata una alta concentración de las acciones en un número reducido de accionistas por lo que considera que es necesario reforzar los requisitos para conseguir el cumplimiento efectivo de la naturaleza colectiva de la inversión.

La Agencia Tributaria ha devuelto 7.547 millones de euros a 11.492.000 contribuyentes a la conclusión de la campaña del IRPF 2019.

En línea con lo previsto, la Agencia ha recibido un número de declaraciones mayor que el año anterior, hasta alcanzar las 20.991.000, un 1,9% más. Las declaraciones con solicitud de devolución han llegado a 14.410.000, el 68,6% del total, mientras aquellas con resultado a ingresar han sumado casi 5.593.000.

En cuanto al Impuesto sobre el Patrimonio, al cierre de la campaña se han registrado más de 212.400 declaraciones y el importe a ingresar ha alcanzado los 1.209 millones de euros.

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA) ha elaborado el “Informe sobre medidas tributarias ante la crisis de la COVID-19: es tiempo de reformas”.

Una de las medidas que propone son los “coronatributos”, medidas tributarias transitorias destinadas a financiar los gastos públicos generados a consecuencia de la pandemia, así como los programas dirigidos a la reactivación de la economía, y que se eliminarían a medida que ya no fuera necesaria una aportación complementaria. FEDEA considera que la medida tributaria más justa y sencilla sería un recargo extraordinario en el IRPF, al tratarse de un impuesto general y progresivo, por un tiempo limitado, que se eliminaría una vez conseguido el reequilibro de las finanzas públicas.

Además, cree necesario evaluar todos los beneficios fiscales del IRPF, IVA e Impuesto sobre Sociedades, ya que la eliminación de alguno de estos beneficios podría generar un aumento de ingresos y contribuir a reducir las ineficiencias de estos impuestos.

Otras propuestas de la fundación son: conseguir que el Impuesto sobre Sociedades sea un impuesto neutral, abordar una "reforma integral" de la tributación del capital que contemple conjuntamente su gravamen en el IRPF y en el Impuesto sobre el Patrimonio, la reforma del ISD, aproximar los tipos de gravamen sobre bebidas alcohólicas, labores del tabaco y combustibles fósiles a los establecidos en los principales países de la UE, los impuestos medioambientales, aumentar los ingresos públicos a través de tasas, precios públicos, copagos, etc.; y continuar con la lucha contra la economía sumergida, la evasión y la elusión fiscal.

El Pleno del Tribunal Constitucional, por unanimidad, declara inconstitucional la regulación de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades aprobada por el Real Decreto-ley 2/2016, de 30 de septiembre.

Dicha norma introdujo una serie de modificaciones en el cálculo del pago fraccionado de las empresas con facturación superior a 10 millones de euros, para las que se incrementaba el importe del pago, fijándose para el mismo una cuantía mínima del 23 % del resultado contable, sin otros ajustes.

La sentencia declara que no pueden considerarse situaciones susceptibles de ser revisadas con fundamento en ella ni las decididas mediante sentencia con fuerza de cosa juzgada (art. 40.1 LOTC), ni tampoco, en este caso concreto, por exigencia del principio de seguridad jurídica (art. 9.3 CE), las consolidadas en vía administrativa por no haber sido impugnadas en tiempo y forma.

Desde el 1 de julio, la AEAT pone a disposición de los obligados tributarios por el Impuesto sobre Sociedades, información de sus datos fiscales a efectos de la cumplimentación de la declaración del Impuesto del ejercicio 2019, con independencia del tipo de entidad, del período de liquidación o de que hubiese presentado la autoliquidación del impuesto en el ejercicio 2018.

Los datos suministrados se pueden agrupar en las siguientes categorías:

Datos disponibles en la Agencia Tributaria procedentes de declaraciones informativas u otras fuentes de información procedentes de terceros.

Datos de autoliquidaciones y declaraciones informativas del propio contribuyente (Modelos 202, 190, 390 o 303).

Datos declarados en el modelo 200 del ejercicio 2018 correspondientes a importes pendientes de aplicar en ejercicios futuros, indicando la casilla del modelo 200 del ejercicio 2019 en la que deberían consignarse. Asimismo, se suministrará la información incluida en las páginas 1 y 2.

Información a tener en cuenta en la declaración, como puede ser la relativa a sanciones y recargos emitidos y notificados por la AEAT durante 2019, intereses de demora abonados por la AEAT y por otras Administraciones durante 2019, etc.

Epígrafes del IAE en los que consta dado de alta el contribuyente, incluyendo el CNAE equivalente.

En relación a la tramitación de los formularios de residencia fiscal de los distintos países, la situación sanitaria aconseja mantener las medidas de prevención frente al COVID-19, siendo una de ellas la de minimizar la manipulación de documentos en papel. Por ello la AEAT mantiene el sistema alternativo de expedición de los certificados de residencia fiscal aprobados por la Orden EHA/3316/2010, de 17 de diciembre. Así, los certificados de residencia fiscal aprobados por dicha Orden se pueden solicitar y obtener a través de la sede electrónica de la AEAT accediendo al siguiente enlace: Certificados tributarios. Expedición de certificados tributarios. Residencia fiscal.