Actualidad tributaria

  • En las sentencias de 6 de julio de 2022 y de 11 de julio de 2022, el Tribunal Supremo admite que las empresas pueden deducir como gasto las retribuciones abonadas a un socio mayoritario que no sea administrador en el Impuesto sobre Sociedades.

Frente a la tesis de la Administración, que entendía que esas cantidades no eran deducibles, por no ser obligatorias (las calificaba de liberalidad), el Tribunal Supremo considera que la retribución del socio trabajador es deducible como gasto, cuando se acredite la correspondiente inscripción contable, se impute con arreglo a devengo y revista justificación documental.

Las sentencias destacan que lo importante es la realidad de la prestación del servicio, su efectiva retribución y su correlación con la actividad empresarial.

La posición de la Administración se basaba en una confusión de personalidades y de propiedades al apuntar que el socio era el “dueño” o “propietario” de la empresa, obviando que existen dos personalidades jurídicas diferenciadas, la de la sociedad y la de sus socios. Para el Alto Tribunal, “desdibujar una premisa -con la finalidad de preservar la integridad del gravamen-, sobre la que, desde hace siglos, ha venido erigiéndose buena parte del Derecho actual, reclama una sólida justificación” que, en este caso, no se produjo.

Para estas sentencias, “la preocupación de evitar o amparar situaciones fraudulentas” subyace en la negativa de la Administración a considerar deducible ese gasto pero advierte el Tribunal Supremo- la Administración “carece de facultades para calificar un determinado acto o negocio de forma libérrima, sino que, como presupuesto de su actuación tributaria posterior, habrá de ser cuidadosa a la hora de elegir y de aplicar los mecanismos que el ordenamiento jurídico pone a su disposición” porque “lo que está en juego es el respeto de los derechos y garantías de los obligados tributarios.”

Recuerda el Tribunal Supremo, que el ordenamiento jurídico proporciona una definición en negativo o excluyente de gastos deducibles, ya que se centra en los “no deducibles”, de modo que la noción de gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades debe construirse “sobre la base de la regla general (deducibilidad)/excepción (no deducibilidad), atendiendo al espíritu y finalidad perseguida por la norma jurídica.”

Finalmente, considera que “en casos como el que nos ocupa, evidentemente, nadie puede pretender que, quien realice la actividad o preste el servicio se desprenda o abstraiga de su condición de socio, accionista o participe, razón por la que, el acento deberá ubicarse en la realidad y efectividad de la actividad desarrollada, más que en la condición de socio, accionista o participe de quien la realiza.”

Esta doctrina permitirá a miles de pequeñas y medianas empresas, deducir en su Impuesto sobre Sociedades, las retribuciones abonadas a sus socios trabajadores.

  • En 2021, la Agencia Tributaria ha realizado 1.795.000 actuaciones dentro de la campaña de control antifraude. De ellas, 36.599 actuaciones se centraron en grandes empresas y patrimonios, abusos societarios y economía sumergida. Como resultado de la campaña, se ha logrado una recaudación adicional de 16.896 millones, y se han reducido bases imponibles negativas, deducciones y compensaciones por valor de casi 5.000 millones.
  • El Gobierno va a registrar hoy la proposición de ley para aprobar los impuestos extraordinarios a la banca y a las empresas energéticas en el Congreso de los Diputados.

En relación al impuesto a la banca, este se aplicará sobre los ingresos de la banca por márgenes, intereses y comisiones bancarias.

En cuanto al impuesto a las empresas eléctricas, se gravarán las ventas al tipo del 2% y se aplicará solo a las grandes compañías que facturen más de 1.000 millones de euros al año.

La norma que regule estos impuestos prohibirá que se repercutan en los precios finales.

Los dos impuestos tendrán una duración de dos años y estarán en vigor durante 2023 y 2024.

Asimismo, las Administraciones Públicas, previamente autorizadas por los ciudadanos o en virtud de la normativa correspondiente, podrán solicitar directamente a la Agencia Tributaria información de la Renta de dicho ejercicio.

  • La Agencia Tributaria ha incorporado un nuevo servicio a su ‘app’ para hacer más ágil la solicitud de aplazamiento, la consulta y el pago de deudas.

Esta nueva funcionalidad en la aplicación móvil de la Agencia Tributaria permite al contribuyente solicitar aplazamientos totales o parciales, consultar el estado de sus deudas, obtener un certificado de estar al corriente si tenía deudas y realizar los ingresos correspondientes, todo ello de forma casi instantánea.

En el caso de los aplazamientos, también la respuesta de la Agencia Tributaria a la solicitud del contribuyente podrá llegar a ser inmediata. En la mayor parte de los casos, se resolverá el expediente en cuestión de segundos y, si el solicitante se ha suscrito al sistema de avisos de la Agencia, se le remitirá un aviso inmediato con la resolución de la solicitud vía notificación ‘push’ en la propia app, por correo electrónico a la dirección facilitada, o por sms al número de teléfono móvil que el contribuyente haya proporcionado.

Para acceder al servicio en la ‘app’ se requiere contar con ‘Cl@ve’, como sistema de identificación para los servicios.

  • El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado la próxima aprobación de dos nuevos impuestos temporales a las entidades financieras y a las grandes compañías energéticas para recaudar aproximadamente unos 7.000 millones de euros en 2023 y 2024.

Por su parte, la ministra de Hacienda, Mº Jesús Montero, ha explicado que estos dos impuestos se tramitarán «en paralelo» a los Presupuestos Generales del Estado para el año 2022 y que entrarán en vigor en 2023.

  • El Consejo de la UE ha adoptado los últimos actos jurídicos necesarios para que Croacia pueda convertirse en miembro de la zona del euro, y beneficiarse de la utilización del euro, a partir del 1 de enero de 2023.
  • La Agencia Tributaria ha publicado el listado de deudores a la Hacienda Pública en su página web, de acuerdo con lo establecido en el art. 95 bis de la Ley General Tributaria.
  • Como consecuencia de la reducción del 10 al 5 % en el tipo impositivo del IVA en la factura de la luz, la AEAT ha publicado una nota en su página web sobre cómo se implementa técnicamente:
    • Suministro Inmediato de Información (SII): se han modificado las validaciones de los libros registro de facturas recibidas y emitidas llevados a través de la Sede electrónicas (SII), admitiendo el tipo impositivo del 5% si la Fecha de operación ≥ 1 de julio de 2022 y ≤ 31 de diciembre de 2022. Esta modificación se ha publicado en el apartado «Información Técnica» del portal «SII – Suministro Inmediato de Información del IVA», una nueva versión del documento de validaciones «Documento de validaciones y errores (28-6-2022)».
    • Modelos 303 y 322: para las autoliquidaciones correspondientes a periodos impositivos que se inicien a partir de 1 de julio de 2022 se modifican las especificaciones técnicas de los modelos 303 y 322 de manera que:
      • Se incluirán en las casillas 01 y 03 las bases imponibles y cuotas devengadas correspondientes a los suministros de energía eléctrica facturados al tipo del 5%.
      • En el caso de operaciones al tipo del 4% y del 5% simultáneamente, se incluirán en la casilla 01 la suma de las BI correspondiente a ambos tipos, en la casilla 03 la suma de las cuotas correspondientes a los dos tipos y en la casilla 02 se indicará el tipo al que corresponda una mayor cuota.
  • La Agencia Tributaria ha devuelto 7.293 millones de euros a 11.177.000 contribuyentes al término de la campaña del IRPF-2021, de manera que, a 1 de julio, el 80,8% de las devoluciones solicitadas en número y el 71,7% en importe ya han sido abonadas, ratios ligeramente superiores a las del pasado año.

De acuerdo con lo previsto, la Agencia ha recibido un número algo mayor de declaraciones este año (+1,9%), alcanzado la cifra de 22.033.000, si bien las declaraciones con saldo a ingresar crecen sensiblemente, mientras descienden aquellas con resultado a devolver.

En cuanto al Impuesto sobre el Patrimonio, se han registrado más de 230.500 declaraciones de Patrimonio y el importe a ingresar alcanza los 1.328 millones de euros.